Productos en Maderas Exóticas Brasileñas

Los árboles y las maderas nativas siempre han tenido un papel importante en la historia del desarrollo económico y social del Brasil. Ejemplo: la nación obtuvo su nombre del Pau-Brasil (Palo-Brasil) – madera de gran valor en la época del descubrimiento y, que fue extraída hasta su extinción.

En el siglo XX, el incentivo al desarrollo trajo aparejada una mayor destrucción de los bosques, sobre todo de aquellos del interior y de la región Amazónica, debido a la creación de carreteras, implementación de proyectos de colonización, construcción de centrales hidroeléctricas y expansión del ganado bovino. Esa situación se modificó a causa de la presión ejercida por la sociedad y las organizaciones internacionales.

La Constitución del 5 de octubre de 1988 formuló por primera vez una política ambiental y desde entonces se han creado organismos oficiales para el control y la organización de una planificación ambiental que asocie la prudencia ecológica y las acciones tendientes a favorecer el desarrollo. El Instituto Brasileño del Medio Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables, IBAMA, creado en febrero de 1989 y que se encuentra bajo la jurisdicción del Ministerio del Medio Ambiente, tiene entre sus diversas misiones: ordenar la utilización de los recursos forestales nacionales; monitorear el estado de conservación de los ecosistemas, de las especies y del patrimonio genético natural; realizar acciones de protección y de manejo de las especies de la fauna y de la flora brasileñas y promover el acceso y el uso sostenible de los recursos naturales.

Por lo tanto, la producción de maderas en la región amazónica actualmente debe, obedecer a las normas del Plan de Manejo Forestal Sostenible, y su fuente de materia prima deben ser únicamente los bosques explotados bajo el régimen sostenible o a través de desmontes autorizados. La extracción debe respetar también los mecanismos de sostenimiento del ecosistema como un todo, siendo económicamente viable, ecológicamente correcta y socialmente justa.

empresa

El Plan de Manejo Forestal Sostenible deriva del Código Forestal Brasileño, de 1965, que establece lo siguiente: “Queda prohibida la explotación de manera empírica de los bosques primitivos de la cuenca amazónica, los que solo podrán ser utilizados dando cumplimiento a planos técnicos de conducción y manejo que serán establecidos mediante un acto del Poder Público…” El productor de maderas tiene que confeccionar actualmente inventarios forestales en sus reservas, crear proyectos para la regeneración natural, tratamientos de silvicultura y obedecer el ciclo de corte mínimo de 30 años. Se divide el área a manejar en lotes y se determinan las dimensiones de cada lote utilizado para la producción de maderas a partir de normas del Ibama, en proporción a la propiedad en su totalidad. De esta manera, después de retirar la madera de un lote, siguiendo las reglas de preservación, sólo se podrá retirar nuevamente madera de este lote 30 años después. De acuerdo con la misma ley, las áreas que ya fueron desmontadas, y que no produzcan, no podrán ser desmontadas otra vez.

Vea en Enlaces Útiles algunos sitios donde usted podrá obtener más informaciones sobre bosques y legislación ambiental.